Algunas personas pueden simplemente entrar en una habitación y llamar la atención por su olor. Automáticamente asumes que es por la cantidad de perfume que están usando, puedes creer que se echaron media botella encima.

Pero si se presenta esa situación no siempre está relacionado con la cantidad de perfume, De hecho, rociar demasiado perfume puede resultar en un dolor de cabeza. Entonces, ¿Qué estás haciendo mal? Puede ser cualquier cosa, desde el tipo de fragancia hasta la forma en que la has estado aplicando.

Recuerda siempre que cada perfume tiene diferentes notas: una nota de salida, una nota de corazón y una nota de fondo. La mezcla se funde gradualmente y termina con una mezcla ligeramente diferente. Antes de adquirir fragancias, lo mejor sería que la probaras, esperaras a que todas las notas entren y veas cómo te sienta.

Sin embargo, en esta ocasión nos centraremos en los posibles errores que puedes estar cometiendo al aplicar perfume. De esta manera, podrás corregir alguno y poder impactar a los demás con tu delicioso aroma.

Cosas que podrías estar haciendo mal mientras aplicas perfume

Frotar en lugar de rociar

La fricción creada por el roce calienta la piel produciendo enzimas naturales que trituran las notas y cambian la composición de sus notas altas, medias y bajas.

Mujer aplicando perfume en las muñecas

Empaparse la piel con el perfume

¿Tu piel se moja cuando rocías tu perfume? Si es así, lo estás haciendo mal. La distancia ideal que debe mantener mientras rocías en tu cuerpo es de 3 a 6 pulgadas de distancia. Por otra parte, si lo sostienes demasiado lejos de tu cuerpo, puedes terminar desperdiciando mucho perfume. También recomendamos rociar directamente sobre la piel ya que rociar sobre la ropa podría causar marcas.

Rociar demasiado perfume

La fragancia puede ser adecuada para ti, pero si la usas en exceso, podrías causar molestias a los demás. Un poco es lo suficientemente bueno para crear un buen impacto. Puede aplicar capas con lociones, bakhoor, oud, aceites perfumados, etc. para hacer que su ritual de fragancia sea más especial.

Asegúrate de comenzar con las fragancias más intensas primero y terminar con las más ligeras para que las más ligeras no se vean dominadas cuando las aplicas en capas. Tener la piel limpia, humectada e hidratada también ayudará a que el perfume se “pegue” a la piel y dure más tiempo, sin necesidad de rociarla en exceso.

Aplicar aceites perfumados concentrados (attars) de forma diferente

Cuando uses aceites, debes aplicar unas gotas en sus puntos de pulso suavemente. Estos incluyen las áreas cerca de la clavícula, el ombligo, detrás de las orejas, las muñecas y detrás de las rodillas. Solo aplicarlo en cualquier lugar no funcionará.

Almacenar tus perfumes en lugares inadecuados

Asegúrate de no dejar tu perfume en el auto o en el baño. Deben mantenerse a temperatura ambiente para que las notas no se deterioren.

¿Sabías que tu perfume refleja tu personalidad? Conoce más en este blog: El perfume perfecto para tu personalidad

Tags: