Lo primero que tenemos que saber sobre estos elementos, es que las baterías para UPS cuentan con la facilidad de ser recargables. Además, gracias a su construcción, no necesita contar con ventilación especial. Junto con esto, tienen el gran beneficio de ser utilizables en paneles solares, carros eléctricos, equipos UPS, entre muchos otros aparatos.

También son conocidas como baterías no break, son empleadas como una reserva de energía que permite funcionar a aparatos que requieren de un sistema de energía ininterrumpida. Además, brinda estabilidad eléctrica para todos los equipos que tengamos conectados, sin importar que tengamos interrupciones en la red eléctrica.

Beneficios de tener baterías para UPS para cuidar las interrupciones de energía

Las baterías para UPS evitan la pérdida y daños de información importante. Un ejemplo de uso industrial para estos elementos sería para evitar el daño en equipos médicos durante una intermitencia de voltaje. De esta manera, este tipo de baterías agregan funcionalidad por un espacio de tiempo prolongado para evitar daños en su estructura.

Diferentes tipos de baterías para estos sistemas

Hay tres tipos principales de baterías para UPS que se utilizan en los sistemas de alimentación ininterrumpida. Los cuales pueden ser níquel-cadmio, plomo-ácido y iones de litio. Sin embargo, para hacer una elección adecuada, se debe considerar la necesidad que tiene cada cliente y cada caso. Las principales características de cada tipo son las siguientes:

Baterías UPS de plomo-ácido

Las baterías para UPS de plomo-ácido tienen un historial comprobado de confiabilidad cuando se usan en un sistema de alimentación ininterrumpida. En aplicaciones de gran potencia, donde el peso no es la principal preocupación, brindan la opción más económica. Además, esta rentabilidad se combina con otras cualidades de rendimiento, como baja impedancia interna y alta tolerancia a diferente voltaje.

Baterías UPS de Níquel-Cadmio

Las baterías de níquel-cadmio solían ser una opción popular para las instalaciones de telecomunicaciones. Mientras que todavía se usan para aplicaciones de UPS en lugares con temperaturas ambientales muy altas, particularmente en el Medio Oriente.

Por otro lado, las baterías UPS de NiCd son mucho más caras que la variedad VRLA más tradicional. Debido a que el níquel y el cadmio son materiales tóxicos, esto hace que los procesos de eliminación y reciclaje al final de la vida útil sean prohibitivamente costosos. Esto es particularmente cierto en países con políticas y regulaciones ambientales estrictas, como el Reino Unido.

Baterías UPS de iones de litio

Las baterías para UPS de iones de litio se han utilizado durante mucho tiempo en dispositivos electrónicos como laptops y smartphones. Sin embargo, ahora son elementos centrales en el crecimiento de los vehículos eléctricos. Pero recientemente se están convirtiendo en una opción cada vez más viable para los sistemas de alimentación ininterrumpida y otros sistemas de almacenamiento de energía, como el aprovechamiento de la energía renovable como la eólica o la solar. Las baterías para UPS son una excelente opción para diferentes aparatos, mercados y usos. Estos elementos pueden ser una excelente solución si tienes una conexión de energía inestable y que te permitirá proteger tu inversión.