Purés o destete dirigido por tu pequeño. Orgánico versus no orgánico, bolsas, tarros y servicios de suscripción. Cuando se trata de alimentos para bebés, los padres deben tomar muchas decisiones antes de elegir el producto que desean comprar.

Principios de la alimentación para bebés

Si bien comenzar con alimentos sólidos es un momento divertido y complicado en el primer año de tu bebé; también trae consigo muchas opciones y, para la mayoría de los padres, un montón de preguntas. Justo cuando sientes que tienes un horario de alimentación con leche materna o biberón, ahora toca averiguar cuándo tu pequeño está listo para la comida para bebés. Cómo introducir alimentos sólidos y cuál es la mejor opción para tu familia.

¿Qué tipo de comida es mejor?

Averiguar qué comida para bebés es mejor para ti y para tu pequeño se reduce a muchos factores, incluidos los ingredientes, la disponibilidad, el sabor y el costo. Pero hay algunas otras cosas a tener en cuenta al elegir una comida.

  • Leer etiquetas. Trata de apegarte a la comida para bebés donde los ingredientes son solo eso: comida real. Las hierbas y las especias son excelentes, pero es mejor tratar de evitar cosas como el jarabe de maíz, los azúcares y la sal. Recuerda que tu pequeño no debe comer estos ingredientes antes del primer año de vida.
  • Elija avena sobre arroz. Si decides darle a tu pequeño cereal para bebés, opta por un cereal a base de avena en lugar de uno a base de arroz; además, trata de ofrecerle también una variedad de otros granos, como trigo o cebada. Esto se debe a que el arroz puede contener arsénico y querrás limitar la exposición de tu pequeño tanto como sea posible.

Ir libre de BPA. Elige alimentos para bebés en envases sin BPA siempre que sea posible. Esta recomendación es una de las más comunes entre pediatras y organizaciones enfocadas en la correcta nutrición de bebés.