Comer alimentos nutritivos es importante en todas las edades. Para los niños, una dieta saludable con las porciones adecuadas asegura un crecimiento y desarrollo adecuados. 

Recomendación: Ahora puedes comprar los mejores alimentos, para mejorar la dieta de toda tu familia y lo mejor de todo, es que el super en línea los lleva directamente hasta la puerta de tu casa.

A medida que envejeces, debes comer de manera saludable para darle energía a tu cuerpo durante todo el día y evitar problemas de salud como diabetes, enfermedades cardíacas y otras afecciones.

3Consejos para servir comidas saludables a los niños y adultos 

Frutas y verduras


Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los niños menores de 3 años necesitan dos porciones de frutas y verduras al día, aumentando aproximadamente tres porciones diarias entre los 4 y los 8 años. 

Los niños de 9 a 13 años que son moderadamente activos deben recibir 4 a 5 porciones al día. La mayoría de los adultos necesitan 5 porciones de frutas y verduras al día. Algunas formas de agregar estos alimentos nutritivos a la dieta de su familia:

  • Agrega rodajas de plátanos o arándanos al cereal de la mañana.
  • Prepara un batido de frutas para el desayuno, el almuerzo o incluso como postre.
  • Solicita frutas y verduras con sus comidas favoritas, como cubrir panqueques con fresas o pizza con brócoli.
  • Agrega rodajas de tomate y pepino, así como lechuga o brotes a los sándwiches. O cambie la mayonesa y la mostaza por puré de hummus o pesto.

Lácteos

Los lácteos son una excelente fuente de calcio, vitamina D y proteínas para la formación de huesos , pero opta por las versiones bajas en grasa o sin grasa de la leche, el yogur y el queso. 

Si no te gustan los productos lácteos, también puedes encontrar calcio en las verduras de hoja verde oscura como la espinaca, el pescado como el salmón y la leche de almendras. 

La transición hacia una mejor nutrición para la familia

Aquí hay otros pasos que puedes tomar para ayudar a tu familia a comer de manera saludable:

  • Comer juntos. Con la apretada agenda de todos, puede ser difícil cenar en la mesa a la misma hora todas las noches. Pero trata de cenar en familia con la mayor frecuencia posible. 
  • Cocina con más frecuencia. Cuando cocinas, controlas la cantidad de grasa, sal y otros ingredientes que se incluyen en las comidas de tu familia. Prepara las comidas favoritas de tus hijos, pero haz versiones más saludables.
  • Llena la despensa con bocadillos saludables. Ten tus estantes con opciones de refrigerios sanos, como palomitas de maíz al aire caliente y pretzels sin sal. Corta frutas y verduras frescas y guárdalas en el refrigerador.
  • Cuida tus porciones. Está bien comer tus favoritos de vez en cuando. Si eliminas tus placeres culpables, como el chocolate o las papas fritas, por completo, solo los anhelaras más. En cambio, limitate a ocasiones especiales 

Te recomendamos leer: COMPRAS DE DESPENSA EN LÍNEA PARA UN BUEN AÑO NUEVO