El baño es un espacio de la casa que constantemente tiene mal olor por cuestiones obvias. La reducción de espacios cada vez es mayor y es complicado poder tener bien ventilado. Pero hay algunos trucos que te van a hacer más fácil tener un baño libre de olores indeseados.

Métodos prácticos para que el mal olor se vaya

Instala un extractor

En algunos países incluso es obligatorio contar con uno en baños públicos. No obstante, muchas personas son reacias a esta solución por el ruido y el gasto eléctrico que suponen. Sin embargo, ya hay en el mercado aparatos muy silenciosos que solo funcionan mientras estamos en el baño, y se activan con el mando de la luz, dejando de funcionar al apagar la iluminación.

Ventilación natural

Otra manera de ventilar un baño sin ventanas, es haciendo uso de plantas y métodos de humidificación natural. En este caso, puedes instalar en tu aseo un ambientador con aroma agradable, un par de macetas que purifiquen el aire, e incluso jabones olorosos y flores secas.

Purificadores de ambiente

Aunque aún no son muy conocidos, cada vez se implanta más el uso de los ionizadores o purificadores de ambiente. Con estos aparatos, que se enchufan a la corriente del hogar, se logra limpiar la estancia de malos olores, alérgenos y polvo suspendidos en el ambiente. Todavía son algo caros, pero ya hay modelos a buen precio para usarlos en estancias pequeñas.

Minisplit

Es una alternativa moderna a los ventiladores tradicionales. Puedes regular la temperatura de la habitación, además de que te ayudará a disimular el mal olor sin recurrir a aromatizantes, a los cuales muchas personas son alérgicas.

Hacer una rejilla en la puerta del baño

Si tienes habilidad con las herramientas, puedes hacer tu propia rejilla en la parte inferior de la puerta del baño. Corta un trozo de la madera en la puerta de unos 20 centímetros de ancho y alto, e instala una rejilla de metal o plástico para que los malos olores salgan del baño mientras este no está en uso. Es una opción más discreta que colocar un aparato dentro del baño (como un ventilador) pero su desventaja es que la renovación de aire no es muy rápida. Además, a diferencia del extractor, el aire viciado y la humedad no son conducidos fuera del hogar por un ducto, sino que se van hacia el interior de la casa.